La paciencia

Dichosos los pacíficos, porque serán llamados hijos de Dios (Mt 5,9).

El siervo de Dios no puede saber cuánta paciencia y humildad posee mientras todo le vaya a satisfacción. Mas la paciencia y humildad que tenga el día en que le lleven la contraria quiénes debieran darle satisfacción, esa tiene y no más.

San Francisco de Asís. Adm. 13